Tu concepto de mí no me define

Cuántas veces me he creído a pies juntillas el discurso de otra persona sobre mí. He dejado que entre dentro de mí y me defina.

He apartado lo que yo pienso y sé que soy, lo he cuestionado, lo he cortado a trocitos y se me ha diluido. Escuchando críticas, escuchando y pensando si tenían razón me he perdido.

Me he perdido a mí misma. He dejado que lo que los demás piensan de mí se convierta en verdad porque me lo he creído. Ya no más.

Basta. Se ha acabado. Yo sé quien soy. Y tú, el que criticas, el que solo ves la molestia que te causo y buscas las razones en mí, estás equivocado. A mí ya no me afecta, ya no me llega, ya no me define.

No me hiere. Tu opinión sobre mí tiene más que ver contigo que conmigo.

Cada uno con su concepto de sí mismo. Yo decido quién soy. Y cuando me criticas, escojo. Escojo que partes creo y quiero mejorar y que partes descarto.

Descarto las proyecciones, las expectativas, las decepciones, las profecías autocumplidas. Tu visión de mí no me define, me ayuda a mejorar en lo que yo decido, pero no la voy a tragar a pies juntillas como si tu verdad fuera mi verdad.

Y tu amiga. Aplícate el cuento. Que en el espacio de víctima no hay nada que hacer, en el empoderamiento es donde hay control y decisión. Bienvenida al otro lado.

¿Y tú qué opinas?
Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Otros articulos que podrian interesarte

La página en blanco

Me ha pasado algo que me tiene aún un poco en shock. La página en blanco es un clásico de todo escritor. Estar sentada delante

Tu mirada me hiere

El lenguaje del cuerpo tiene una melodía que entra por los poros de la piel. Una mirada hiere más que mil palabras. Nos discutimos, nos

Va de mitos y círculos lunares

Déjame que te cuente una historia. Como en cada luna nueva me reuní con mi círculo de lunas. Un encuentro muy esperado y deseado para

X