Abrázame por si acaso

abrazo hombre y mujer

Reflexiones de una generación con contacto físico limitado Cuando era pequeña recuerdo que en casa de mis abuelos nos sentábamos a la mesa y sabía a ciencia cierta que habría un plato de comida rebosante. Me parecía una montaña que debía escalar, de patatas y verdura hasta llegar a la cima y acabar el plato. […]