¿Eres un empático? Con este test sabrás si eres una persona empática

Descubrí que era una persona empática cuando me mudé por trabajo a los Estados Unidos. En mi libro ‘El Arte de la Empatía’ comparto estas experiencias y cómo al reconstruir mi nuevo tejido social en un país cuyos patrones culturales son opuestos a la empatía, me hizo entender que yo era empática. Aceptarme a mí […]

10 Cosas que son la Empatía: habilidades y sentimientos de un empático

Cuando descubrí que era una persona empática y con alta sensibilidad comprendí por qué era un imán para atraer personas tóxicas que me hacían daño. Entendí por qué no me trataba con la misma compasión que tenía por otros y por qué llegaba a perder mi identidad para que los demás me aceptaran. Ser empático […]

¡Hola Tóxicos! 5 Actitudes de las personas que no son empáticas

Las personas empáticas somos un imán para atraer a seres tóxicos que buscan sacar provecho de nuestra nobleza y compasión, de la alta sensibilidad que nos define y del amor ilimitado que prodigamos en nuestro entorno. Por eso, es bastante usual que caigamos en ciclos de abuso y desvalorización hacia nosotros mismos. La profunda conexión […]

Rosalía: una empática con Altura

Rosalía, la cantante catalana ha revolucionado el mundo de la música con el lanzamiento de su último disco: El Mal querer. Aunque me gusta mucho escuchar música el mundo de las melodías no es mi fuerte. Como ya debes saber mi tema es la empatía con mi libro «El Arte de la Empatía. Aprende del […]

El talento de ser Empáticos: el Don de la Sensibilidad

Ser empático es poseer la capacidad de poder sentir lo que los demás sienten en nuestro propio cuerpo. Esto conecta a las personas altamente empáticas de una forma única con el otro, pues somos capaces de entenderlo sin juzgarlo, brindarle compasión y amor incondicional de manera desinteresada y generosa. Las personas empáticas poseemos un don […]

Abrázame por si acaso

abrazo hombre y mujer

Reflexiones de una generación con contacto físico limitado Cuando era pequeña recuerdo que en casa de mis abuelos nos sentábamos a la mesa y sabía a ciencia cierta que habría un plato de comida rebosante. Me parecía una montaña que debía escalar, de patatas y verdura hasta llegar a la cima y acabar el plato. […]